Valientemente por defecto a las luces brillantes