SISTEMAS

OpenShift vs Kubernetes: ventajas, diferencias y ¿cuál elegir?

Kubernetes y Red Hat OpenShift son dos de las principales herramientas de orquestación de contenedores del mercado actual. En este artículo, discutiremos estas herramientas y las diferencias entre ellas.

La mayoría de los entornos de producción ya utilizan contenedores porque son fáciles de escalar, rentables, mejores que las máquinas virtuales y más rápidos de implementar. Por supuesto, sería más fácil usar de 10 a 20 contenedores, pero imagínese si su clúster de Kubernetes tuviera cientos de contenedores en producción. Administrar el ciclo de vida del contenedor de múltiples contenedores que se ejecutan en paralelo se convierte en un desafío. Es por eso que necesita una plataforma/herramienta de orquestación de contenedores para administrar todo el despliegue, escalado, organización y administración automatizados de contenedores.

Sería injusto comparar Kubernetes con OpenShift porque estas herramientas de orquestación de contenedores son dos proyectos diferentes. Kubernetes es un proyecto de código abierto y OpenShift es un producto de los productos de Red Hat. Comparar Kubernetes con OpenShift es como comparar el motor de un automóvil con un automóvil. Esto se debe a que Kubernetes en sí mismo es una parte central de toda la arquitectura de OpenShift.

Ahora permítanme explicarles brevemente qué son Kubernetes y OpenShift.

¿Qué es Kubernetes?

Kubernetes Actualmente es la herramienta de orquestación de contenedores más popular, de código abierto y ampliamente utilizada para implementar y escalar contenedores automáticamente. Esta herramienta de código abierto fue lanzada por Google en 2014 y desarrollada por Cloud Native Computing Foundation utilizando el lenguaje de programación Go.

Kubernetes tiene una arquitectura maestro-esclavo, con un nodo maestro y muchos nodos trabajadores en un clúster de Kubernetes. Hay varias partes que se ejecutan dentro de cada nodo trabajador, que no son más que un conjunto de contenedores agrupados en una unidad de trabajo. Kubernetes usa YAML para definir los recursos que se envían al servidor API para crear la aplicación real.

Ventajas de Kubernetes

  • Como es de código abierto, es de uso gratuito en cualquier plataforma.
  • Cuenta con una gran comunidad activa de desarrolladores e ingenieros que ayuda a seguir lanzando nuevas funciones.
  • Puede revertir y desplegar fácilmente para manejar el tiempo de inactividad automáticamente
  • Para la distribución del tráfico de red, proporciona una función de equilibrio de carga
  • Admite diferentes lenguajes de programación y marcos, brindando flexibilidad para desarrolladores y administradores
  • Ayuda a utilizar los recursos de infraestructura de manera muy eficiente y reduce los costos generales.
  • Viene con un tablero predeterminado con toneladas de información para saber todo sobre el clúster.
Artículo Recomendado:  ¿Cómo cambiar los servidores DNS para una navegación más rápida en Linux, Windows y Mac?

Red Hat OpenShift

clase abierta Es una plataforma de contenedores de nivel empresarial desarrollada por Red Hat. Está escrito en los lenguajes de programación Go y AngularJS y la versión inicial fue lanzada en 2011. Puede utilizar Red Hat OpenShift para aplicaciones tradicionales y nativas de la nube.

Red Hat OpenShift funciona con Kubernetes, lo que le permite ejecutar aplicaciones dentro de contenedores. OpenShift viene con un tablero de interfaz web y una CLI para ayudar a los desarrolladores e ingenieros de software a crear el código de su aplicación. También permite que los ingenieros de DevOps administren y monitoreen los clústeres de Kubernetes.

Beneficios de Red Hat OpenShift:

  • Es compatible con Open Container Initiative (OCI) para el alojamiento y el tiempo de ejecución de contenedores.
  • Incluye numerosas correcciones para problemas de seguridad, errores y rendimiento.
  • Construye e implementa aplicaciones más rápido con agilidad
  • Integración simple con muchas otras herramientas DevOps
  • Verifica múltiples complementos de terceros para cada versión
  • Implemente y aplique políticas rápidamente mediante una consola unificada en Red Hat
  • Es compatible con Prometheus y Grafana y ayuda a monitorear el clúster.
  • Se puede usar fácilmente con cualquier proveedor de la nube o en las instalaciones

OpenShift y Kubernetes

#1. Código Abierto y Comercial

La diferencia más fundamental entre Kubernetes y OpenShift es que Kubernetes es un proyecto de código abierto, mientras que OpenShift es un producto comercial de nivel empresarial. Esto significa que Kubernetes es una herramienta autosuficiente. Si se encuentran problemas o errores en esta herramienta, las personas se comunican con la comunidad de Kubernetes de muchos desarrolladores, administradores, arquitectos, etc. para resolver el problema.

Sin embargo, en OpenShift, obtiene una excelente opción de soporte pago para cualquier problema relacionado con esta suscripción de producto de Red Hat. Con una suscripción a OpenShift, también puede administrar la infraestructura pública, privada y virtual a través de Red Hat CloudForms.

#2. desplegar

La implementación de aplicaciones en producción es una fase crítica del proceso DevOps y OpenShift lo hace muy fácil. Maneja automáticamente cada paso desde el desarrollo hasta la implementación, por lo que no tiene que preocuparse por las acciones manuales para cada paso en su canalización de CICD. Entonces, incluso un principiante, se sentirá muy cómodo usando OpenShift para ejecutar una canalización CICD para la implementación de aplicaciones. En OpenShift, use el comando DeploymentConfig para realizar implementaciones.

Por otro lado, las implementaciones en Kubernetes son complejas y, por lo general, solo las pueden realizar expertos. Debe configurar manualmente cada paso de la canalización de implementación de la aplicación. Los objetos de implementación se utilizan para las implementaciones de Kubernetes y pueden manejar varias actualizaciones simultáneas.

#3. gestionar

En Kubernetes, inicialmente puede usar el panel predeterminado para administrar su clúster. Pero debido a su funcionalidad limitada y su interfaz de usuario básica, a medida que crezca su clúster, deberá agregar herramientas más avanzadas como Istio, Prometheus, Grafana para administrar el clúster fácilmente.

Red Hat OpenShift proporciona un tablero fácil de usar para administrar clústeres. La consola web de OpenShift brinda la capacidad de realizar algunas operaciones avanzadas en el clúster para una mejor administración. OpenShift también recomienda integrar el clúster con la pila EFK e Istio. Finalmente, los playbooks e instaladores de ansible disponibles en OpenShift lo ayudan a administrar su clúster sin problemas.

#4. Escalabilidad

Ya sea virtualizado o bare metal, hay varias máquinas virtuales en un clúster. En Kubernetes, agregar máquinas virtuales lleva mucho tiempo. Requiere que los desarrolladores creen scripts YAML para ello.

En OpenShift, escalar es sencillo. OpenShift puede traer máquinas virtuales al clúster más rápido utilizando los instaladores disponibles y los playbooks de Ansible. Además, el proceso de escalado en OpenShift es simple.

#5. flexibilidad

Kubernetes tiene mucha flexibilidad porque no hay una forma fija de usarlo. Puede usar cualquier sistema operativo con más restricciones para ejecutar Kubernetes. Kubernetes ha ayudado a muchas organizaciones a deshacerse de sus arquitecturas heredadas, que están desactualizadas y no pueden satisfacer las demandas actuales del mercado.

No todos los sistemas operativos se pueden utilizar con OpenShift. Solo puede usar distribuciones de Red Hat, FedoraOS y CentOS con OpenShift.

#6. Seguridad

Las políticas de seguridad en OpenShift son más estrictas que en Kubernetes. Por ejemplo, OpenShift no le permite ejecutar contenedores como root. También restringe a los usuarios a muchas imágenes oficiales en DockerHub. Por lo tanto, al usar OpenShift, primero debe comprender su política de seguridad. Pero debido a estas limitaciones, la autenticación y autorización en OpenShift es más confiable que en Kubernetes.

En Kubernetes, configurar capacidades de autenticación y autorización adecuadas requiere mucho esfuerzo. A diferencia de OpenShift, un clúster de Kubernetes puede tener muchas imágenes acoplables vulnerables si las herramientas de análisis de contenedores no están integradas en el clúster. Kubernetes proporciona capacidades de control de acceso basado en roles (RBAC), pero esto no es suficiente para la seguridad avanzada requerida en entornos de producción. Como resultado, Kubernetes aún no ha visto muchas mejoras de seguridad en comparación con OpenShift.

#6. interfaz web

Para realizar todo el trabajo de administración de clústeres, necesita una interfaz web adecuada y fácil de usar. Eso es lo que ofrece OpenShift. Tiene un inicio de sesión simple para cada usuario, lo que da una visualización completa del clúster después del inicio de sesión, lo cual es muy fácil de entender. OpenShift de Red Hat tiene una consola web fácil de usar que permite a los ingenieros de DevOps realizar tareas y equipos de operaciones de Kubernetes para monitorear fácilmente las aplicaciones. El control tiene múltiples opciones, como compilar, implementar, actualizar, extender, exponer, etc., todo con solo hacer clic en un botón.

Kubernetes viene con un tablero básico que solo puede ayudarlo con tareas básicas. Además, el tablero no es muy fácil de usar en comparación con otros tableros disponibles en el mercado. Esta es la razón por la que los ingenieros de DevOps prefieren integrar el panel de Kubernetes predeterminado con otras herramientas de visualización como Prometheus y Grafana.

Para resumir, la siguiente tabla enumera las diferencias entre Red Hat OpenShift y Kubernetes:

diferencia Kubernetes clase abierta
desarrollador Base de computación nativa en la nube software de sombrero rojo
fecha de lanzamiento inicial 7 de junio de 2014 4 de mayo de 2011
escriba en ir con adelante, AngularJS
gestionar La gestión de contenedores es compleja Administre fácilmente múltiples imágenes de contenedores con ImageStreams
desplegar Admite todas las plataformas en la nube y Linux Solo se admiten las distribuciones de Red Hat, CentOS y Fedora
flexibilidad Código abierto, por lo que la flexibilidad es mejor flexibilidad limitada
Seguridad Los niveles de seguridad se pueden mantener fácilmente La política de seguridad aquí es estricta.
redes Carece de una buena solución de red, pero le permite agregar 3rd Complemento de red de fiesta. Proporcionar soluciones de red a sus usuarios.
curva de aprendizaje No es fácil para principiantes, más adecuado para profesionales de DevOps adecuado para principiantes

Conclusión 👩‍🏫

Eso es todo lo que hay sobre Kubernetes, OpenShift y sus diferencias. La industria de TI tiene demanda de ambas plataformas de orquestación de contenedores. Por lo tanto, según sus requisitos, puede elegir la plataforma de orquestación de contenedores más adecuada para su organización.

Si su proyecto requiere flexibilidad, debe elegir Kubernetes. Sin embargo, si puede seguir un enfoque definido y desea una plataforma de orquestación de contenedores que sea fácil de implementar y administrar, OpenShift es una mejor opción. Si ha estado trabajando en el espacio DevOps durante los últimos años, puede probar suerte con Kubernetes. Sin embargo, si es un principiante, opte por OpenShift, ya que le facilita la mayoría de las cosas.

Ahora puede decidir entre Red Hat OpenShift y Kubernetes.

Artículo Recomendado:  25 términos de marketing en línea que los propietarios de pequeñas empresas deben conocer

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *